Importancia del cuidado de las bisagras de las puertas

Cada vez que escuchamos la palabra bisagra, puede sonarnos ajeno, o bien podemos relacionarlo con algo que hace las puertas funcionen como debería ser.

Las bisagras, o goznes son dispositivos que unen a la puerta con el marco de la misma, ofreciendo la movilidad característica, y a la vez resistencia para que dicha puerta permanezca en su lugar.

Se les debe dar un cuidado tal, que en las jornadas de mantenimiento realizadas por cerrajeros, es un aspecto al que se debe prestar atención, ya que de éste depende en gran medida el funcionamiento de la puerta.

Por supuesto, las bisagras no son exclusivas de las puertas, sino que también podemos evidenciarlas en algunas ventanas, portones, y puertas de cocinas empotradas.

Fabricadas en distintos materiales, en función del tipo de puerta en el que se puedan colocar, aunque las más comunes están hechas de zinc, acero o latón..

¿Por qué son tan importantes las bisagras?

Bueno principalmente son las responsables de soportar las puertas, y una mala colocación o funcionamiento de las mismas redundan en el mal funcionamiento de puertas o ventanas.

Una bisagra mal colocada puede deberse en primer lugar a una instalación deficiente desde el comienzo, o a los deterioros habituales debido al uso.

De una u otra manera se les debe dar los cuidados de rigor para prolongar su durabilidad, ya que los daños de este herraje puede ocasionar incluso, daños en la puerta y en la cerradura.

Una cerradura en mal estado incide en el incremento de las posibilidades de robo, ya que una puerta cerrada o en mal estado representa una mina de oro para los maleantes, y ya sabemos cómo la ola de robos se ha propagado por doquier en España.

Así que, por ello, los cuidados de las bisagras no deben ser tomados a la ligera, y es menester darles tanta importancia como al cambio de cerraduras.

Cuidados que hay que tener con las bisagras

En primer lugar, se deben comprar bisagras que sean resistentes a la corrosión, sobre todo para las zonas húmedas donde estos herrajes son más propensos a oxidarse.

Procura buscar bisagras de marcas reconocidas y con certificación a fin de contar con una garantía de calidad y durabilidad.

Las bisagras se instalan conjuntamente con la puerta y la cerradura, y se debe procurar montarlas después de pintar la puerta para evitar daños en la misma.

Las puertas blindadas y acorazadas cuentan con bisagras espaciales, por lo que se debe tener cuidado especial con este tipo de puertas a la hora de cerrarlas, sacar objetos a través de ellas, etc.

En cada jornada de mantenimiento, en la que contactemos a algún cerrajero Cabrera de confianza, éste debe examinar el funcionamiento de la puerta y de las bisagras por consiguiente, a fin de que tengan la lubricación correcta.

Aunque no lo creas, la seguridad de las puertas está vinculada a estos herrajes, por lo que ya sabes que debes tener cuidado al preservarlos.