Aprenda a evitar a los cerrajeros estafadores

Quedar fuera de casa o de su automóvil es probablemente una de las cosas más molestas del planeta. Es inconveniente, vergonzoso y a veces peligroso.

Estando estresado por la situación, es probable que no esté del todo atento a los detalles al buscar un proveedor de servicios de cerrajería. Esto puede causar que usted sea la próxima víctima de una estafa.

Siga leyendo para aprender cómo detectar una estafa de cerrajería y cómo puede evitarlo.

Cómo trabajan los cerrajeros estafadores

La estafa del cerrajero comienza con un anuncio de una empresa inexistente. Por lo general, hay muchos anuncios y sitios web de empresas de cerrajería. Algunos incluso tienen fotos de la tienda y testimonios de “clientes”. Se sitúan en los primeros puestos de Google y sus precios son mejores que los de la mayoría de la zona.

Una vez que una persona confiada llama a uno de estos números para conseguir un cerrajero, se pone en marcha la segunda fase de la estafa. La llamada va a un centro de llamadas, a veces incluso fuera de Europa.

El operador le dará una cotización irresistiblemente baja, un trato que usted no puede rechazar, y luego contactará a un subcontratista en su área para enviárselo.

La tercera fase comienza una vez que el cerrajero llega a su ubicación. A su llegada, él dirá que tiene problemas con su cerradura y terminará perforándola. Si acepta, y él cuenta con eso, ahora su factura ha aumentado sustancialmente.

También cuenta con la típica reacción humana: pagar la cuenta y seguir adelante con una cartera mucho más ligera y una lección aprendida.

Cómo detectar una estafa de cerrajería

Hay algunos puntos clave que son comunes con los cerrajeros estafadores que deben servir como banderas rojas para usted.

El anuncio es demasiado bueno para ser verdad

El anuncio también puede hacer afirmaciones como ser el más barato y mostrar precios extremadamente bajos. Puede tener una imagen de una tienda, pero si usted hace una búsqueda inversa de la imagen puede encontrar que fue robada de un negocio legítimo.

La llamada es vaga

Cuando llamas no contestan con el nombre de la empresa, sino que dicen “cerrajero” o “servicio de cerrajería”. Cuando el operador te cotiza un precio, te dirá un precio muy bajo como “a partir de 14 euros”. Tome nota de ese “a partir”.

El tiempo de respuesta es lento

Si el cerrajero tarda horas en llegar a usted a pesar de que el sitio web y tal vez incluso el operador que tomó su llamada prometieron 10 a 20 minutos, usted puede comenzar a sospechar. Es probable es que no sean tan cercanos como les gustaría que creyeras.

Falta de consistencia en la apariencia

Cuando el cerrajero falso aparezca, es probable que no lleve uniforme ni tenga ninguna identificación que demuestre que trabaja como cerrajero. ´

El cerrajero inventa excusas

Cuando comience a trabajar en su cerradura, el estafador le dirá que es una “cerradura de alta seguridad” y que no puede ser forzada. Te dirá que tiene que taladrar la cerradura. Esto destruirá su cerradura y él la reemplazará con una cerradura más barata y de menor calidad,

Tome en cuenta. Un cerrajero Girona profesional muy, muy raramente te recomendará taladrar la cerradura.

Exigen dinero en efectivo o débito

El estafador casi siempre exigirá dinero en efectivo. Tratarán de evitar aceptar tarjetas de crédito porque son demasiado fáciles de rastrear. La factura será grande y mucho más que la cotización original.

No puede ponerse en contacto con el servicio postventa

Una vez que el cerrajero falso te haya dejado, eso es lo último que sabrás de él o de la compañía.

Antes de ponerte en contacto con un cerrajero, toma en cuenta estos puntos para evitar ser víctima de una estafa. Existen cerrajeros serios y responsables que pueden ofrecerle un servicio de calidad y a un precio razonable.